White Chocolate, tanto en su versión doméstica como en su versión Team Spain, está poco a poco consiguiendo equilibrar la anotación conseguida por los hombres interiores y exteriores. Tradicionalmente, la mayor parte de los puntos procedía de los lanzamientos externos, con especial importancia de los triples. Esto era así, paradójicamente, gracias a la fortaleza del juego debajo del tablero. White C domina esta faceta en prácticamente todos los partidos y eso proporciona a los tiradores espacio y tiempo para lanzar a canasta sin agobios.

Los datos indican que el juego exterior monopoliza el 54,5% de los puntos conseguidos, frente al 45,5% del backcourt, después de 31 partidos disputados durante la temporada 17-18, en la que está previsto que se juegue algo menos de 45 choques. Esta tendencia hacia la igualdad se ha acentuado en las dos últimas temporadas y en este momento del curso la anotación de los altos está aumentando porque Rafa Álvarez está adquiriendo su mejor estado de forma. En cualquier caso, el elemento más positivo es que la relación entre puntos anotados y recibidos por el equipo es muy buena: 64,6 frente a 41,5. Esto significa una media de 23 puntos de diferencia por partido.

Los datos de los 31 primeros partidos aportan otras reflexiones interesantes. Por ejemplo, el desglose por cuartos indica que el equipo mantiene el mismo nivel durante todo el partido. En defensa, es impresionante porque en los cuatro cuartos recibe prácticamente 10 puntos en cada uno de ellos (entre 10,9 y 9,5). En ataque, también hay mucha homogeneidad porque en todos los cuartos se consigue entre 15 y 17 puntos.

En este apartado es curioso ver que hay pocos jugadores que mantengan un nivel de puntos parecido en cada cuarto. Dos de ellos son Lorenzo Castilla (27, 32, 31, 39) y Jose Coego (12, 11, 12, 18). En el otro extremo están los tiradores. Joan Gallifa ha superado los 90 puntos en cada uno de los tres primeros cuartos, pero en el último solo ha obtenido 65 puntos. Es un caso parecido al de Marc Alcaraz, con 5 puntos en el primer cuarto y 60 en el último.

Slider
Compartir