España ha tenido mala suerte en el sorteo. Debuta el sábado 23 ante Italia, campeona del mundo y favorita para el doblete, y al día siguiente se enfrenta a la selección local, Eslovenia, que se presenta con una plantilla formada por ex profesionales, algunos de los cuales fueron internacionales con la actual campeona de Europa. La selección +40 está formada por los hombres que abrieron paso a Dragic, Doncic y compañía. Además, juegan con el apoyo del público.

De la impresionante colección de figuras destacan dos. El primero es Roman Horvat, jugador que ya impresionó en Montecatini, donde algunos miembros de la expedición española le vieron jugar. Juega con el dorsal 4 como alero y absorbe gran parte del juego de ataque. Excelente tirador, tiene altura (2,01 m.) para irse al poste bajo. Tiene 46 años y uno de sus mejores actuaciones fue en una final europea ante el Tau, en la que anotó 36 puntos. Internacional eslovena, hace poco declaró que se arrepiente de no haber aceptado la oferta que tuvo para jugar en la NBA.

En esta lista de estrellas sobresale también Goran Jagodnik, dorsal 12, 2,02 metros y 44 años. Juega como ala pivot, ha sido internacional y fue se apuntó al draft de 1996, en el que no fue elegido. Ese año, entre otros, los equipos NBA eligieron a Allen Iverson, Stephon Marbury, Ray Allen, Kobe Bryant, Steve Nash, Jermaine On’Neal y el lituano Zydrunas Ilgauskas.

El resto del roster está compuesto por Marko Mesko (3); Ervin Dragsic (5, base, 1,83 m., 44 años y entrenador del Graz); Slavko Ovcina (7, 2,00 m., alero); Jure Urankar (8, 42 años, propietario de una agencia de viajes); Miha Lovse (9, 42 años, 2,01 m., alero); Dusan Malicevic (10, actualmente entrenador); Gianpaolo Zore (18, base, 1,87 m., 47 años y un buen curriculum como profesional); Jure Erzen (14, ganador de un 3×3 del FIBA Tour); Tihomir Mijovic (11, 43 años); y Uros Troppan (15, ala pivot de 41 años y 1,99 m. de estatura).

Slider
Compartir